miércoles, 16 de abril de 2014

Autoevaluación de la práctica cooperativa

La segunda actividad consiste en una autoevaluación de mi práctica cooperativa, para ello utilicé el cuestionario que nos ofrece Conecta 13 y que se encuentra disponible para descargarlo aquí.


En el cuestionario se muestran algunos comentarios, de los que me gustaría abordar un poco más.

En la pregunta: ¿Crees que algunas de estas “estructuras de aprendizaje” es más eficaz que las demás? Considero que tanto el trabajo cooperativo como el trabajo individualizado tiene sus ventajas y desventajas de acuerdo al contexto en el que se desarrolle. Y lo que debemos hacer es sacarle el mayor provecho a cada una, utilizar lo mejor de ambas estrategias de trabajo de acuerdo a la situación que se nos presente. 

Y en cuanto  a ¿Qué aspectos de tu estructura de aprendizaje crees que puedes cambiar para hacerla más cooperativa? Como lo comento en el documento, para mi caso particular el trabajo cooperativo solo se puede realizar dentro del aula debido a la naturaleza de los cursos -el sistema en el que estudian los chicos es una modalidad no escolarizada, por lo que reciben clases los días sábados y domingos- y debido a que los chicos no viven en la capital del Estado, entre semana muchos viajan a las comunidades de donde son originarios lo que impide que se puedan reunir con otros compañeros para realizar las tareas.

Creo que lo anterior es lo que mas dificulta la puesta en marcha del trabajo cooperativo dentro del aula de clases. Y aunque el uso de la tecnología podría solucionar estos problemas de comunicación y distancia, las condiciones socioeconómicas de muchos alumnos también dificultan este proceso.

Sin embargo considero que del trabajo que realizamos en el salón podemos obtener muchos beneficios y es donde debo prestar más atención para seguir promoviendo este tipo de aprendizaje.